Chica estafada en Xbox Live encuentra justicia con sus propias manos

Una Gamer llamada Susan Taylor, que fue víctima de robo de identidad en Xbox Live perdiendo a consecuencia cientos de dólares, ha ganado popularidad en las interwebs por su férreo intento por recuperar lo que era suyo.

En un blog que creo dedicado a este incidente Susan narra toda su aventura que, aunque resulto ser muy amarga, tuvo un final feliz.

Un día como cualquier otro al prender su consola para jugar, Susan se dio cuenta que su contraseña había sido robada y ya no tenía acceso a su Gamertag. Y peor aún, su cuenta había sido usada para comprar 10,000 puntos Microsoft, y una membresía familiar Gold para una pérdida total de $214.97 dólares (USD) más impuestos. Después recibió notificaciones a una de las direcciones que tenia registradas que los puntos habían sido transferido a otros Gamertags.

Como era de esperarse, contacto a soporte de Xbox Live reportando el problema y solicito un rembolso. Su incidente fue enviado al departamento de fraudes y le informaron que su cuenta de Xbox Live seria bloqueada por 30 días mientras se realizaba la investigación. A pesar de también solicitar ayuda de su banco y de PayPal no pudo recuperar los fondos hasta que concluyera la investigación. Solo le fue otorgado un código de 30 dias Gold para que pudiera jugar mientras se investigaba.

Para su sorpresa, días después su cuenta fue cargada una vez más por la cantidad de $124.98 dólares. Como se podrán imaginar su siguiente llamada a soporte de Xbox Live tuvo un tono más enérgico. Exigía respuestas. ¿Por qué después de haber sido reportada como robada su cuenta no había sido bloqueada como le habían dicho? Y ¿Por qué habían permitido un cargo adicional? No obtuvo respuesta concreta y fue así que decidió llevar sus quejas y frustraciones a Internet.

Después de expresar su inconformidad y enojo en su cuenta de twitter, fue contactada por la cuenta oficial de soporte en twitter @XboxSupport. Explico de nuevo su situación y prometieron enviar su caso a otro departamento. Hasta el momento solo sabían que por alguna razón no pudieron bloquear su cuenta.

Un poco resignada el día siguiente decidió usar el código que le habían dado temporalmente para crear una cuenta nueva y jugar, y para su sorpresa su consola entro automáticamente a su Gamertag que había perdido. No lo podía entender, ¿cómo era posible que su cuenta aun estuviera activa, y que haya podido entrar nuevamente desde su consola?

Al navegar un poco en la interfaz se dio cuenta que tenía amigos nuevos en su lista que no conocía. Decidió enviar un mensaje preguntado quien era y porque estaba en su lista de amigos. El usuario respondió que había comprado el Gamertag en un sitio polaco similar a eBay. Que era una oferta donde le vendieron un Gamertag con juegos y puntos Microsoft incluidos a un menor costo.

Fue entonces que Susan descubrió cómo funcionaba esta estafa:

1)      Obtienen la contraseña de un usuario. (Muy probablemente por medio de engaños via email o sitios falsos)

2)      Compran membresía Familiar Gold

3)      Compran puntos Microsoft y juegos Arcade

4)      Crean cuentas nuevas y las agregar a la Membresía familiar Gold.

5)      Transfieren los puntos y juegos a estas cuentas.

6)      Venden esas cuentas nuevas con membrecía Gold, puntos y juegos en sitios de subastas en internet.

7)      Repiten pasos 3 – 7 hasta que la cuenta original se bloque

Susan socializo enviando varios mensajes amigables a la cuenta que encontró en su lista de amigos tratando de sacar más información. Y logro obtener el sitio web donde se venden los gamertags y la cuenta en ese sitio que vendió los artículos cargados a su cuenta.

Tras documentar toda esa información en su blog, su historia se esparció por internet en distintos blogs de video juegos. Llamando así la atención de Microsoft. Un representante de Microsoft, que trabaja para el departamento de defensa del consumidor y manejo de excepciones, la contacto y aseguro que todos sus fondos serian rembolsados, y le darían el debido seguimiento a su caso.

Ese mismo día Microsoft en entrevista al sitio Eurogamer dio una respuesta oficial indicando que estos casos no son consecuencia de ningún hackeo al sistema sino un robo a través de estafas con las que se obtienen las contraseñas.

El blog de Susan concluye con un final feliz, al haber sido rembolsada de todos sus cargos, pero advierte que aun hay muchos casos como el de ella que no tienen aun solución.

Asi que ya ven, debemos de tener mucho cuidado con quien y en donde compartimos nuestra contraseña. El gamertag y las cuentas bancarias asociadas a tu cuenta es de las posesiones más valiosas que tenemos los Gamers, no las dejen en lugares de dudosa procedencia.

Fuente

Hacked On Xbox (via JoyStiq )

9 Respuestas

  1. andale... eso sii esta grave :$ !!!
  2. que interesante les mandare la info amis amigos en facebook,....
  3. yo los ubiera mandado a la verga
  4. NeNa Tyrana
    xDD a mi me pasó lo mismo!! pero los de soporte Xbox México fueron de amor y me solucionaron el problema en el tiempo estimado que me habían dicho xD los amo <3
  5. WaMPii
    Por lo menos le reembolsaron su dinero u_u
  6. afortunadamente a mi no me ha pasado eso jeje =) y esperemos que nunca me pase ._.
  7. Souji
    La notícia está muy interesante, el único detalle negativo que veo es que hay muchas faltas de ortografía y redacción, es un mal distractor estar viéndolas mientras se lee.
  8. Jazdero
    Los famosisimos China points, busquen en tradetang ahi hay un chorro de estas cuentas :3
  9. Marco
    A mi me esta pasando lo.mismo igual que ella, espero que Soporte técnico pueda al menos bloquear o vetar mi perfil, ya que aparte de que edta haciéndose pasar por mi, este envió mensajes sexuales a mis amigos y amigas de Facebook enlazados a la cuenta de Xbox...

Agregar comentario